7. noviembre 2017

Poniendo la primera piedra en Tiefenort

Fue un día de celebración por todo lo alto, en el que no faltó la música tradicional que acompañó a los discursos, el champán y la cerveza local, las salchichas recién hechas y la ensalada típica alemana.

 

Como recuerdo a su construcción, decidimos introducir una cápsula del tiempo dentro de esta primera piedra conteniendo el periódico del día, bocetos de la construcción del edificio y monedas locales proporcionadas por los participantes en el acto.

La ceremonia fue acompañada por canciones entonadas por 24 niños y sus profesores de la guardería local.

 

Como ya es tradición en Exsos, al terminar su actuación, los pequeños imprimieron sus huellas en el cemento todavía húmedo de esta primera piedra. Este primer bloque formará parte de la pared del vestíbulo de la nueva residencia de ancianos.